Los sistemas de refrigeración comercial son indispensables en la actualidad. Un excelente ejemplo de la importancia de la refrigeración es la industria alimentaria, pues los sectores cárnicos, pesqueros, lácteos, agrícola y un larguísimo etcétera de empresas necesitan mantener la cadena de frío de forma ininterrumpida, del campo a la mesa, para conseguir la correcta conservacion de alimentos. ¿Pero qué tipos de refrigeración comercial hay?

 

Tipos de refrigeración comercial: refrigeración activa o pasiva por aire

La refrigeración por aire es uno de los métodos más utilizados para enfriar y es importante saber que existen dos tipos:

  • Sistema de refrigeración pasiva por aire: es un sistema sencillo, duradero y económico. No incorporan elementos activos en la refrigeración y son capaces de evacuar una gran cantidad de calor con muy poco gasto.
  • Sistema de refrigeración activa: este tipo de sistemas parte de la base de una refrigeración pasiva a la que se le suma un flujo de aire que permite evacuar el aire caliente de forma más rápida. Los sistemas activos suelen incluir un circuito cerrado de gas refrigerante con compresor, dispositivo de expansión, condensador y evaporador.

 

Tipo de refrigerante

Si en algo coinciden todos los aparatos de refrigeración activa es en la necesidad de usar un refrigerante para conseguir enfriar su interior. Uno de los refrigerantes que tradicionalmente más se ha usado es el R-404, pero su uso quedó prohibido en 2020 por el reglamento Europeo F-Gas. E igual que ha ocurrido con este, ya en la década de los 90 se dejaron de usar sustancias como el CFC o HCFC, que dañaban la capa de ozono.
Por ello es importante fijarse en el refrigerante que utilizan los distintos dispositivos de enfriamiento y es necesario saber que en la actualidad el sector está apostando por compuestos que son más respetuosos con el medioambiente, con un bajo PCA, como pueden ser el propano (R-290), el amoniaco (R-717) o el CO2 (R-744).

 

Sistema directo o indirecto de refrigeración

A la hora de comprar un dispositivo de refrigeración comercial, se pueden encontrar dos tipos de aparato según el número de intercambiadores de calor que tengan.

Los sistemas directos de refrigeración solo tienen un intercambiador y enfrían directamente el aire que circula en el interior del frigorífico o cámara, mientras que en los dispositivos con sistema indirecto el refrigerante enfría un fluido intermedio que, a su vez, enfría o congela el elemento que desea conservarse.

En la actualidad, muchos de los sistemas indirectos de refrigeración usan una mezcla de agua con glicol que posteriormente es la encargada de enfriar los alimentos/bebidas/productos.

 

Aparatos de refrigeración comercial

Entre los aparatos de refrigeración comercial más comunes se encuentran:

  • Cámaras frigoríficas
  • Contenedores frigoríficos
  • Expositores
  • Arcones
  • Máquinas de cubitos de hielo
  • Enfriadoras de bebidas
  • Congeladores

 

Diferencias entre la refrigeración comercial e industrial

La refrigeración industrial y la refrigeración comercial son muy diferentes entre sí porque las temperaturas que necesitan manejar son muy distintas. En los establecimientos comerciales para la venta al público, así como en restaurantes, bares y otros locales lo normal es que los aparatos frigoríficos estén pensados para almacenar productos perecederos a entre -18 y 20ºC. Este rango térmico no es fortuito, y es que, por ejemplo, las frutas deben conservarse a entre +7 y +10ºC, mientras que los helados u otros productos congelados deben almacenarse a temperaturas bajo cero.

Por su parte, los dispositivos para refrigeración industrial pueden llegar a alcanzar los -60ºC, por lo que suelen ser más grandes y potentes.